sábado, agosto 24, 2013

UCE-Asturias considera que la propuesta del plan de residuos del Principado es un fraude de ley y exige su retirada

Se enterrarán en Serín mas de 300 millones de euros, hasta el 2020 que entrará en funcionamiento la incineradora.
Por parte de COGERSA hay un proyecto deliberado de colmatar el vertedero a marchas forzadas. Lo que supone, entre otros aspectos, dejar de ingresar una media 66 millones de euros al año por la venta de papel/cartón, vidrio y envases que a día de hoy son enterrados.
En la actualidad, más del 78% de los residuos municipales mezclados que entran en las instalaciones de Cogersa se eliminan en el vertedero existente (Plan Estratégico de Residuos 2014-2024 pág. 197). En  concreto, la estimación de la cantidad de materiales que van al vertedero en la bolsa de basura mezclada en el año 2011 fueron las siguientes:


Por todo lo anterior, rechazamos la incineración -debiéndose cumplir con la normativa de reciclaje y compostaje- de todo residuo no valorizado materialmente, incluidas las fracciones de impropios y residuos desechables obtenidos de las plantas de clasificación y de los rechazos del resto de procesos. Puesto que la incineración conlleva los impactos negativos siguientes:
  • Elevados peligros para la salud pública, puesto que las personas que residen cerca de incineradoras tienen un mayor riesgo de padecer cáncer, según ha revelado un estudio realizado por un grupo de investigadores del Instituto de Salud Carlos III de Madrid.
  • Destruye cientos de miles de toneladas de materias primasque podrían volver a reincorporase al ciclo productivo mediante el reciclaje, al tiempo que con el compostaje de la materia orgánica se sustituyenfertilizantes fosfatados, abonos potásicos y abonos cálcicos. Con el consiguiente ahorro de recursos y energía.
  • Crea una media de 20 veces menos empleo que el necesario para el reciclaje y el compostaje, por tonelada tratada, según informe elaborado por Greenpeace.
  • Los municipios que llevan sus residuos a incineradoras hacen frente a unos gastos de  gestión de residuos un 20% superiores a los que no lo hacen. Ello también se traduce en la aplicación de tasas de basura más elevadas un 30%, según informe de Greenpeace.
  • La inmensa mayoría de la población asturiana (90%) opina que lo prioritario es el reciclaje de los residuos, frente al 6% que prefiere la incineración. Al tiempo que más del 60% de las personas entrevistadas opina que la incineración desanima a colaborar en la recogida selectiva, según encuesta de opinión de UCE-Asturias.
  • Contribuye a agudizar el problema del cambio climático, puesto que quemar un residuo que podría ser reciclado o reutilizado es imposible que sea bueno para luchar contra el calentamiento global,  por la sencilla razón de que a las emisiones de la quema se tienen que añadir las emisiones resultantes de producir el producto de nuevo (extracción, producción, transporte, etc…).

No hay comentarios: