martes, mayo 16, 2006

Álava contra la incineración

Noticia del Diario Vasco del 15 de Mayo pasado.

MARTA ALAÑA DIPUTADA DE MEDIO AMBIENTE DE ÁLAVA
«Desechamos la incineración por un compromiso con la sostenibilidad»
La capital alavesa estrenará el próximo año la primera central de biometanización y compostaje de residuos urbanos de Euskadi
BELÉN ELGUEA/

Mientras en Gipuzkoa hay abierto un gran debate sobre el sistema de eliminación de vertidos más adecuado, Álava se decantó hace ya tiempo por una alternativa que descarta la incineración y contempla una planta de tratamiento de residuos que al mismo tiempo será la primera central de Euskadi que transformará los desechos en gas y compost. «Álava entiende que es la mejor solución para sus residuos», afirma la diputada alavesa de Medio Ambiente, Marta Alaña, que gestiona los últimos detalles del nuevo Plan de Gestión de Residuos 2006-20016, a punto de ser aprobado sin apenas controversias. La diputada habla también del posible traslado de vertidos de Gipuzkoa a Álava hasta que se construyan las incineradoras, aunque recuerda que la decisión última corresponde al Ayuntamiento de Vitoria.



-¿Cuál es el volumen de residuos que se produce en Álava y el índice de reciclaje?

- En Álava, a diferencia de lo que ocurre en Gipuzkoa y Vizcaya, la mayor parte de producción de residuos se concentra en Vitoria, hay una macrocefalia evidente. De hecho, el 80% se genera en la capital alavesa y el otro 20% procede del resto del territorio. En la actualidad, los alaveses reciclamos una cuarta parte de los residuos, si bien el reto que nos hemos marcado para el futuro es llegar al residuo cero.

- ¿Qué sistema de eliminación de residuos ha elegido Álava?

- Álava ha hecho una apuesta muy importante por una fórmula de tratamiento de residuos comprometida con el desarrollo sostenible y el medio ambiente. Así, los residuos sólidos urbanos, es decir, la basura doméstica que hasta ahora iba al vertedero de Gardélegui, se desviará a una planta de tratamiento integral de residuos para convertirla en biogás del que se obtendrá energía eléctrica y, en segunda instancia, transformarla en un compost que se destinará a actividades agrícolas, áreas degradadas y abono.

- ¿Cuáles fueron las razones para que el territorio alavés se decantara por este método?

- En aquella época yo no era diputada, pero fueron varias las razones para que se apostara por este sistema. Creo que la razón fundamental fue el compromiso con la sostenibilidad que motivó que se optara por un método de tratamiento menos agresivo que la incineración. También incidió el hecho de que el volumen de residuos producidos en Álava sea inferior al de otros territorios.

- En breve, la Diputación alavesa aprobará el Plan de Gestión de Residuos 2006-2016, ¿se descarta definitivamente la incineración?

- En el plan alavés de residuos que contempla un horizonte de diez años no está prevista la incineración.

- ¿Eso significa que se mantendrá el vertedero?

- Sí, por eso las instituciones alavesas vamos a invertir cerca de 8 millones de euros en adaptar el vertedero a la normativa comunitaria y en alargar la vida útil de Gardélegui hasta el año 2030. Y es que una parte de los detritus que no puedan ser convertidos en biogás o en compost serán depositados en el vertedero.

Rendimiento

- ¿Cual es el coste económico de la planta de residuos?

- Tendrá un coste de 23 millones de euros, de los cuales 13 serán sufragados por los fondos de cohesión de la Unión Europea, y el resto será financiado el 80% por el Ayuntamiento y el 20% de la Diputación, en función de los residuos que aporta la capital alavesa y el resto del territorio.

- ¿Cuándo se pondrá en marcha esta planta?

- Este mismo año concluirán las obras y se realizarán las primeras pruebas con los desechos de los grandes productores como, por ejemplo, centros comerciales y se prevé que la puesta en funcionamiento sea en 2007.

- ¿Para cuándo la separación fraccionada de la bolsa de la basura?

- La planta de tratamiento va a estar en marcha con la bolsa de basura tal y como la conocemos hoy en día, pero el Plan de Gestión de Residuos 2006-2016 contempla la posibilidad de instalar un cuarto contenedor para depositar únicamente la fracción orgánica. En algunos barrios de nueva construcción de Vitoria ya se está llevando a cabo la recogida separada de la materia orgánica, una iniciativa que se pretende extender al resto de la ciudad y de Álava.

- ¿Qué rendimiento esperan conseguir de la planta de tratamiento?

- Se prevé que en la planta entren al año 134.000 toneladas de basura. Asimismo, se estima que el gas que se va a producir sea el equivalente al consumo de 11.000 personas al año. También se obtendrá compost que se reutilizará en jardines, en recuperación de tierras y en reforestación.

- La Diputación de Gipuzkoa ha adelantado su intención de negociar con Álava y con otros territorios limítrofes el traslado de los desechos de Donostialdea a sus vertederos ante el cierre de San Marcos, ¿estaría Álava dispuesta a negociar el vertido de desechos en Gardélegui?

- El diputado de Desarrollo Sostenible, Luis María Oyarbide, me comentó el problema de Gipuzkoa en una reunión informal. En esa ocasión, le señalé que, en el caso alavés, su petición debería formularla en el Ayuntamiento de Vitoria, por ser la institución que gestiona el vertedero. A día de hoy no me consta que oficialmente se haya tramitado la petición.

- No obstante, ¿cree viable que se pueda producir una colaboración entre ambas instituciones?

- No es una cuestión de querer o no colaborar, sino que la decisión se adoptará en función de cuestiones técnicas que el Ayuntamiento de Vitoria deberá decidir. Corresponde a esta institución determinar si existe o no la posibilidad de que Gipuzkoa deposite sus vertidos en función de la situación real del vertedero, las obras que se están llevando a cabo y otro tipo de condicionantes.

viernes, mayo 12, 2006

Gases de Efecto invernadero e incineración

Reino Unido - Nuevo informe de Amigos de la Tierra ataca las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de los incineradores de residuos y llama a optar por la digestión anaeróbica

Amigos de la Tierra (FoE, por su sigla en inglés) ha publicado un informe escrito por Dominic Hogg, de la consultora Eunomia, que evalúa las emisiones de gases de efecto invernadero de los incineradores de residuos. FoE ataca a las principales empresas de residuos por sostener que la incineración produce energía "verde" y "renovable". Según FoE su investigación muestra que un incinerador con recuperación de energía estandar en Inglaterra produce más dióxido de carbono derivado de combustibles fósiles (como los plásticos presentes en la basura) que una central térmica alimentada con gas.

El estudio de Eunomia informa de que:
  • los incineradores de residuos que generan electricidad emiten un tercio más GEI por la electricidad que producen que las centrales térmicas que funcionan a gas
  • la situación va a empeorar en el futuro y se prevé un aumento en lasemisiones de CO2 de los incineradores debido al incremento de la cantidad de plásticos presentes en la basura incinerada.
El estudio además muestra que el Reino Unido podría invertir en una tecnología de generación de energía a partir de residuos realmente renovable, la digestión anaeróbica, que utiliza sobras de comida y las convierte en metano que luego se puede quemar. El residuo resultante puede ser usado luego como compost.

Eunomia cuestiona estudios previos que evaluaron el alcance de la generación de energía a partir de residuos, hechos por ERM, CIWM y Oakdene Hollins, criticando sus asunciones sobre la eficiencia y recuperación energética. El informe, dedicado solo a emisiones de GEI, saca las siguientes conclusiones y recomendaciones:

Conclusiones

  • En términos de cambio climático, reciclar es mejor que incinerar
  • Los incineradores de residuos se están vendiendo al público y a los gobiernos como una fuente de electricidad verde, a pesar de que rara vez se menciona que producen gases de efecto invernadero derivados de combustibles fósiles
  • Esta investigación muestra que, actualmente, los incineradores que sólo generan energía producen un 33% más CO2 derivado de combustibles fósiles por unidad de energía generada que una central térmica que se abastece de gas. Para 2020, con aumentos en el reciclaje y mejoras tecnológicas, estos incineradores serán casi tan contaminantes en términos de emisiones de CO2 como las centrales térmicas a carbón nuevas o reactivadas, y un 78 por ciento peores que las nuevas centrales térmicas que operan con gas.
  • No tiene sentido promover este tipo de tecnología cuando hay disponibles mejores opciones de manejo de residuos. Los incineradores que generan calor tienen una eficiencia similar a las plantas que operan a gas, pero sólo si el calor se usa realmente.
  • La digestión anaeróbica, como una tecnología alternativa de generación de energía a partir de la basura, genera energía exclusivamente a partir de la porción biodegradable de la basura y por ende es verdaderamente renovable. Podría generar cuanto menos 1,45 TWh a partir de los residuos biodegradables separados en origen en las viviendas, y más si se agregan los residuos comerciales.
  • La mejor opción en términos climáticos y de recursos es eliminar gradualmente los residuos, asegurando que todos los residuos se reutilicen, reciclen o composten.
  • Sin embargo, durante algún tiempo seguirá habiendo residuos, así que habrá que lidiar con ellos. Esta investigación muestra que la mejor opción desde el punto de vista climático es un proceso de tratamiento mecánico y biológico que extraiga los metales y los plásticos, llevando a vertdero sólo la fracción resto estabilizada.

Nota importante

El autor advierte que este informe sólo considera los impacto de estas tecnologías en términos climáticos, es decir:

  • no analiza otros impactos ambientales negativos de la incineración, como la producción de cenizas tóxicas y la contaminación del aire, ni los impactos negativos sobre los índices de reciclaje.
  • no analiza los beneficios por la mejora de suelos a través del compost producido por la digestión anaeróbica a partir de residuos separados en origen.

Amigos de la Tierra recomienda lo siguiente:

  1. El gobierno debería promover el desarrollo de tecnologías de generación de energía a partir de la basura totalmente renovables, en particular la digestión anaeróbica, utilizando tanto residuos domiciliarios como comerciales/industriales.
  2. Las políticas se deberían centrara en eliminar progresivamente los residuos, a través de la prevención, el reciclaje y el compostaje/digestión. Esto debe incluir medidas para asegurar que los productos y envases se diseñen de modo que sean reutilizables, reciclable o compostables (ecodiseño). También deberían brindar asistencia en el desarrollo de un reciclaje efectivo de los plásticos presentes en los residuos.
  3. El gobierno debe disipar el mito que los incineradores que generan electricidad producen energía verde.
  4. El gobierno debería presentar criterios claros a las autoridades municipales sobre tecnologías de tratamiento de residuos
  5. El gobierno debe asegurar que el marco económico incentive métodos de eliminación de residuos más ecológicos:
    • Un impuesto de al menos £12 la tonelada de residuos quemados en incineradores que recuperan solo electricidad.
    • Una tasa reducida para el enterramiento de aquellos residuos que hayan sido adecuadamente estabilizados a través de un proceso de TMB El informe "A changing climate for energy from waste" está disponible en el sitio de FoE:
http://www.foe.co.uk/resource/reports/changing_climate.pdf

Para un resumen con los resultados claves:
http://www.foe.co.uk/resource/briefings/dirty_truths.pdf