domingo, diciembre 03, 2006

Para ver en google maps dónde iría ubicada la incineradora de COGERSA

Ir a Google Maps. Justo en el medio de la zona más poblada de Asturias.

Video - Incineración de basuras y salud

Os proponemos que veais el siguiente video elaborador por la Plataforma contra la incineradora en Txingudi. Son 6 partes.


Parte 1/6


Parte 2/6


Parte 3/6


Parte 4/6


Parte 5/6


Parte 6/6


La edición en Youtube corrió a cargo del diario digital No tan a prop

El Mundo - Vivir cerca de incineradoras aumenta el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer

Noticia original en el mundo

Informe original (en francés)

Vivir cerca de incineradoras aumenta el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer
Actualizado sábado 02/12/2006 11:40 (CET)

SERVIMEDIA

MADRID.- Residir en un lugar expuesto a las emisiones que desprenden las plantas incineradoras de basuras aumenta el riesgo de sufrir ciertos tipos de cáncer, según un estudio realizado por el Instituto de Vigilancia Sanitaria francés, del que da cuenta la prensa gala.

El citado instituto puntualiza que sus resultados se refieren al periodo 1972-1985 y no pueden ser extrapolados sin más al tiempo presente porque las plantas incineradoras en funcionamiento ahora son menos contaminantes y están mejor controladas.

En todo caso, el estudio realizado por el Instituto de Vigilancia Sanitaria francés desde 2003 abarcó cuatro departamentos (Isère, Alto Rin, Bajo Rin y Tarn), que reunían el doble requisito de poseer información sobre casos de cáncer desde hace mucho tiempo y servir de emplazamiento a 16 plantas de incineración activas entre 1972 y 1990.

Un total de 135.567 casos de cáncer fueron detectados en la década 1990-1999 dentro de esta población de 2,5 millones de personas. El estudio constató que el riesgo de contraer cáncer entre quienes estuvieron expuestos a las emisiones de las plantas incineradoras aumentaba un 6,8% en el caso del cáncer de hígado y un 4,8% en el cáncer de pecho, entre otros.

viernes, diciembre 01, 2006

Relación entre endometriosis e incineración

Las investigaciobes entre la Asociación de Endometriosis revelaronb una relación directa entre la exposición a la dioxina TCCD y el desarrollo de endometriosis. La dioxina es un compuesto químico tóxico, subproducto de la fabricación de pesticidas, pulpa de papel y la incineración de residuos urbanos y hospitalarios. Esta asociación descubrió que un grupo de monos rhesus había desarrollado esta enfermedad después de la exposición a la dioxina. El 79% de los monos expuestos a la dioxina desarrolló la enfermedad y, además, una mayor exposición aumentaba la severidad del daño.

Endometriosis Association
8585 N. 76th Place
Milwaukee, WI 53223 USA
phone 414.355.2200
fax 414.355.6065
2005 Endometriosis Association

viernes, septiembre 15, 2006

La incineración de residuos derrocha energía, afecta al clima y desaprovecha oportunidades

Ciudadanos de más de 25 países se manifiestan hoy para advertir que la incineración de residuos provoca un aumento masivo del consumo de energía en el mundo. Sostienen que el reciclaje ahorra más energía que la que produce esta tecnología obsoleta.

Ciudadanos de más de 25 países se manifiestan hoy para advertir que la incineración de residuos provoca un aumento masivo del consumo de energía en el mundo. Sostienen que el reciclaje ahorra más energía que la que produce esta tecnología obsoleta.

Los eventos que se desarrollan hoy, como parte del 4to Día de Acción Global contra la Basura y la Incineración, muestran que prevenir la generación de residuos y reciclar son estrategias esenciales para el ahorro de energía. Trópico Verde participa de esta campaña mundial haciendo un llamado a la población Guatemalteca para el cambio de la conducta en el consumo de desechos tóxicos en los municipios, en las comunidades para que contribuyan con la no contaminación del planeta.

El objetivo Basura Cero ofrece a las autoridades guía para avanzar hacia un desarrollo económico verde que genere puestos de trabajo, proteja el ambiente y mejore la salud pública. Basura Cero elimina los impactos generados por los altos volúmenes y grados de toxicidad de los residuos, a través de programas de prevención de la generación de basura, reciclaje y compostaje.

Trópico Verde dijo hoy que “la incineración de residuos es preocupante. Vemos la denuncia hecha por los vecinos de Champerico que han manifestado la constante quema de desechos de cabeza de camarón por las empresas camaroneras y que aún no han buscado una solución a este problema que se vive día a día por la población”

El reciclaje ahorra más energía que la que puede producir la incineración. Tan solo en Estados Unidos, el reciclaje conserva el equivalente a aproximadamente 11,9 mil millones de galones o 44,9 mil millones de litros de gasolina, y reduce las emisiones de gases de efecto invernadero a un nivel que equivale a sacar de circulación un quinto del total de automóviles de EEUU (es decir, 40 millones de autos) cada año.

"Prevenir la generación de residuos y reciclar disminuye el uso de energía porque evita los procesos de extracción y procesamiento de materia prima virgen, que conllevan un alto consumo energético, necesarios para reemplazar los materiales que se derrochan en incineradores y rellenos," explica Trópico Verde. "Dado que se usa menos energía, se utilizan menos combustibles fósiles y por ende disminuyen las emisiones de gases de efecto invernadero."

Los incineradores también emiten gases de efecto invernadero, especialmente por la quema de plásticos. Por el contrario, reciclar el papel, por ejemplo, hace que más árboles continúen viviendo en bosques y sigan captando carbono de la atmósfera. Esto reduce el cambio climático.

La incineración genera una espiral negativa de aumento del consumo de energía y emisiones de gases de efecto invernadero. Las políticas y contratos que rigen comúnmente para los incineradores requieren que se genere una cantidad determinada de basura. Estos contratos imponen tasas que quitan todo incentivo a los gobiernos para mejorar las estrategias de prevención de la generación de residuos y los programas de reciclaje y compostaje. www.ecoportal.net

Para más información por favor contactar a:
Trópico Verde al (502) 2339-4225. www.tropicoverde.org

Para más información sobre incineración y basura cero por favor visite
www.noalaincineracion.org

noalaincineracion.blogspot.com

(Fuentes: U.S. EPA, "Waste Management and Energy Savings: Benefits by the
Numbers," 2005,www.epa.gov/mswclimate; sitio de GAIA, www.no-burn.org.)

miércoles, julio 05, 2006

INCINERADORA EN DONOSTIA

GREENPEACE ADVIERTE A LA DIPUTACIÓN DE QUE LA CIUDADANÍA NO VA A ACEPTAR QUE SE IMPONGA UNA INCINERADORA EN DONOSTIA

La organización ecologista Greenpeace intensificará su campaña contra la instalación en Gipuzkoa de plantas incineradoras, tras el anuncio del alcalde de Donostia Odón Elorza de que el próximo día 20 anunciará una ubicación para la incineradora. Este anuncio de produce después de que la Diputación de Gipuzkoa haya tratado de arrinconar al Ayuntamiento de Donostia, amenazándole con no tener un lugar para depositar sus basuras, tras el anuncio del cierre del vertedero de San Marcos.

"En más de veinte años que llevo trabajando en asuntos relacionados con las basuras y los residuos, jamás había visto una situación similar" ha declarado Juan López de Uralde, Director de Greenpeace "Nunca había visto a una administración provincial cerrar cualquier vía para las basuras a un Ayuntamiento, con el objetivo único de sacar adelante una tecnología concreta. Lo que está ocurriendo en Gipuzkoa no tiene precedentes, y es inaceptable"

Según Greenpeace, las presiones que está ejerciendo la Diputación para imponer una incineradora de basuras demuestran que el Plan de Residuos de Gipuzkoa que esta institución aprobó era finalista. Es decir, su objetivo no es solucionar el problema de las basuras, sino imponer la incineración, al precio que sera y en cualquier ubicación. Llama la atención que todo el trabajo de la Diputación se enfoque finalmente a sacar adelante una incineradora, sea como sea.

Greenpeace advierte de que a pesar de los ingentes recursos públicos dedicados a promover la incineración en Gipuzkoa, a lo largo de los últimos años se ha extendido entre la ciudadanía la percepción justificada de que la incineración no es sostenible, ni ecológica, ni limpia. Por el contrario, la quema de basuras es una tecnología obsoleta, contaminante y que necesita de vertederos.

"Volver una y otra vez sobre la incineración es una perdida de tiempo y de recursos. La ciudadanía ha dicho que no, y no va a salir adelante un proyecto de incineradora" ha declarado Juan López de Uralde.

El PNV y EA impiden que Elorza explique en las Juntas su plan de residuos

Noticia de El País (8/7/2006)

http://www.elpais.es/articulo/pais/vasco/PNV/EA/impiden/Elorza/explique/Juntas/plan/residuos/elpepiautpvs/20060608elpvas_15/Tes/

El PNV y EA impidieron ayer con sus votos que el alcalde de San Sebastián, el socialista Odón Elorza, pueda exponer en las Juntas Generales de Guipúzcoa la posición del consistorio sobre el polémico plan de residuos de la provincia, que apuesta por la incineración como solución final para el tratamiento de las basuras. Los dos grupos nacionalistas rechazaron la solicitud formulada por la juntera del PSE Rafaela Romero, que sólo apoyaron EB y Aralar. El PP se abstuvo.

Tampoco prosperó la petición de Aralar y EB -esta vez el PP sumó sus votos a los nacionalistas- para que el equipo de gobierno donostiarra explique en la Cámara provincial el viaje que realizaron recientemente varios componentes de la corporación a Italia para conocer diversos sistemas de gestión de residuos urbanos que se emplean en aquel país. El PNV y EA se opusieron a la comparecencia de Elorza el mismo día en que el diputado para la Sostenibilidad, Luis Mari Oyarbide, de EA, expuso en la misma institución el viaje que organizó al país transalpino con la misma finalidad. Este viaje se realizó en las mismas fechas que el organizado por el Ayuntamiento, pero por separado.

La socialista Romero aseguró que el PNV y EA, "con el apoyo poco comprensible del PP", actúan con "poca transparencia". Al negar la comperecencia de Elorza, añadió, dejan al alcalde en una "situación de absoluta indefensión frente a los ataques" de los nacionalistas, lo cual "no es admisible". Patxi Coira, de EB, calificó de "falta de higiene democrática" la decisión de los partidos que gobiernan la Diputación.

Compostaje individualizado

En su intervención, Oyarbide explicó que durante la estancia de la delegación foral en Italia visitaron la localidad de Crevalcore, cerca de Bolonia, donde se ha implantado un sistema de "compostaje individualizado", consistente en la recogida selectiva de materia orgánica en un contenedor al que los ciudadanos acceden con una llave. También comprobaron en esta misma zona el funcionamiento de una planta de tratamiento mecánico-biológico.

Otra de las instalaciones visitadas por los representantes de la Diputación fue una planta de biosecado térmico, que los contrarios a la incineradora también plantean como solución final para el tratamiento de las basuras. De esta infraestructura se obtiene un residuo que se puede emplear como combustible en las plantas cementeras.

La representante de Aralar Rebeka Ubera aseguró que "ya va siendo hora de que la Diputación admita que hay más sistemas" que la incineradora. "Resulta curioso", agregó, que la institución foral "dijera hasta ayer que somos punteros en el tratamiento de residuos a nivel europeo, pero luego, en cuanto salen de casa, descubren sistemas nuevos que pueden mejorar la gestión que realizan en Guipúzcoa".

martes, mayo 16, 2006

Álava contra la incineración

Noticia del Diario Vasco del 15 de Mayo pasado.

MARTA ALAÑA DIPUTADA DE MEDIO AMBIENTE DE ÁLAVA
«Desechamos la incineración por un compromiso con la sostenibilidad»
La capital alavesa estrenará el próximo año la primera central de biometanización y compostaje de residuos urbanos de Euskadi
BELÉN ELGUEA/

Mientras en Gipuzkoa hay abierto un gran debate sobre el sistema de eliminación de vertidos más adecuado, Álava se decantó hace ya tiempo por una alternativa que descarta la incineración y contempla una planta de tratamiento de residuos que al mismo tiempo será la primera central de Euskadi que transformará los desechos en gas y compost. «Álava entiende que es la mejor solución para sus residuos», afirma la diputada alavesa de Medio Ambiente, Marta Alaña, que gestiona los últimos detalles del nuevo Plan de Gestión de Residuos 2006-20016, a punto de ser aprobado sin apenas controversias. La diputada habla también del posible traslado de vertidos de Gipuzkoa a Álava hasta que se construyan las incineradoras, aunque recuerda que la decisión última corresponde al Ayuntamiento de Vitoria.



-¿Cuál es el volumen de residuos que se produce en Álava y el índice de reciclaje?

- En Álava, a diferencia de lo que ocurre en Gipuzkoa y Vizcaya, la mayor parte de producción de residuos se concentra en Vitoria, hay una macrocefalia evidente. De hecho, el 80% se genera en la capital alavesa y el otro 20% procede del resto del territorio. En la actualidad, los alaveses reciclamos una cuarta parte de los residuos, si bien el reto que nos hemos marcado para el futuro es llegar al residuo cero.

- ¿Qué sistema de eliminación de residuos ha elegido Álava?

- Álava ha hecho una apuesta muy importante por una fórmula de tratamiento de residuos comprometida con el desarrollo sostenible y el medio ambiente. Así, los residuos sólidos urbanos, es decir, la basura doméstica que hasta ahora iba al vertedero de Gardélegui, se desviará a una planta de tratamiento integral de residuos para convertirla en biogás del que se obtendrá energía eléctrica y, en segunda instancia, transformarla en un compost que se destinará a actividades agrícolas, áreas degradadas y abono.

- ¿Cuáles fueron las razones para que el territorio alavés se decantara por este método?

- En aquella época yo no era diputada, pero fueron varias las razones para que se apostara por este sistema. Creo que la razón fundamental fue el compromiso con la sostenibilidad que motivó que se optara por un método de tratamiento menos agresivo que la incineración. También incidió el hecho de que el volumen de residuos producidos en Álava sea inferior al de otros territorios.

- En breve, la Diputación alavesa aprobará el Plan de Gestión de Residuos 2006-2016, ¿se descarta definitivamente la incineración?

- En el plan alavés de residuos que contempla un horizonte de diez años no está prevista la incineración.

- ¿Eso significa que se mantendrá el vertedero?

- Sí, por eso las instituciones alavesas vamos a invertir cerca de 8 millones de euros en adaptar el vertedero a la normativa comunitaria y en alargar la vida útil de Gardélegui hasta el año 2030. Y es que una parte de los detritus que no puedan ser convertidos en biogás o en compost serán depositados en el vertedero.

Rendimiento

- ¿Cual es el coste económico de la planta de residuos?

- Tendrá un coste de 23 millones de euros, de los cuales 13 serán sufragados por los fondos de cohesión de la Unión Europea, y el resto será financiado el 80% por el Ayuntamiento y el 20% de la Diputación, en función de los residuos que aporta la capital alavesa y el resto del territorio.

- ¿Cuándo se pondrá en marcha esta planta?

- Este mismo año concluirán las obras y se realizarán las primeras pruebas con los desechos de los grandes productores como, por ejemplo, centros comerciales y se prevé que la puesta en funcionamiento sea en 2007.

- ¿Para cuándo la separación fraccionada de la bolsa de la basura?

- La planta de tratamiento va a estar en marcha con la bolsa de basura tal y como la conocemos hoy en día, pero el Plan de Gestión de Residuos 2006-2016 contempla la posibilidad de instalar un cuarto contenedor para depositar únicamente la fracción orgánica. En algunos barrios de nueva construcción de Vitoria ya se está llevando a cabo la recogida separada de la materia orgánica, una iniciativa que se pretende extender al resto de la ciudad y de Álava.

- ¿Qué rendimiento esperan conseguir de la planta de tratamiento?

- Se prevé que en la planta entren al año 134.000 toneladas de basura. Asimismo, se estima que el gas que se va a producir sea el equivalente al consumo de 11.000 personas al año. También se obtendrá compost que se reutilizará en jardines, en recuperación de tierras y en reforestación.

- La Diputación de Gipuzkoa ha adelantado su intención de negociar con Álava y con otros territorios limítrofes el traslado de los desechos de Donostialdea a sus vertederos ante el cierre de San Marcos, ¿estaría Álava dispuesta a negociar el vertido de desechos en Gardélegui?

- El diputado de Desarrollo Sostenible, Luis María Oyarbide, me comentó el problema de Gipuzkoa en una reunión informal. En esa ocasión, le señalé que, en el caso alavés, su petición debería formularla en el Ayuntamiento de Vitoria, por ser la institución que gestiona el vertedero. A día de hoy no me consta que oficialmente se haya tramitado la petición.

- No obstante, ¿cree viable que se pueda producir una colaboración entre ambas instituciones?

- No es una cuestión de querer o no colaborar, sino que la decisión se adoptará en función de cuestiones técnicas que el Ayuntamiento de Vitoria deberá decidir. Corresponde a esta institución determinar si existe o no la posibilidad de que Gipuzkoa deposite sus vertidos en función de la situación real del vertedero, las obras que se están llevando a cabo y otro tipo de condicionantes.

viernes, mayo 12, 2006

Gases de Efecto invernadero e incineración

Reino Unido - Nuevo informe de Amigos de la Tierra ataca las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de los incineradores de residuos y llama a optar por la digestión anaeróbica

Amigos de la Tierra (FoE, por su sigla en inglés) ha publicado un informe escrito por Dominic Hogg, de la consultora Eunomia, que evalúa las emisiones de gases de efecto invernadero de los incineradores de residuos. FoE ataca a las principales empresas de residuos por sostener que la incineración produce energía "verde" y "renovable". Según FoE su investigación muestra que un incinerador con recuperación de energía estandar en Inglaterra produce más dióxido de carbono derivado de combustibles fósiles (como los plásticos presentes en la basura) que una central térmica alimentada con gas.

El estudio de Eunomia informa de que:
  • los incineradores de residuos que generan electricidad emiten un tercio más GEI por la electricidad que producen que las centrales térmicas que funcionan a gas
  • la situación va a empeorar en el futuro y se prevé un aumento en lasemisiones de CO2 de los incineradores debido al incremento de la cantidad de plásticos presentes en la basura incinerada.
El estudio además muestra que el Reino Unido podría invertir en una tecnología de generación de energía a partir de residuos realmente renovable, la digestión anaeróbica, que utiliza sobras de comida y las convierte en metano que luego se puede quemar. El residuo resultante puede ser usado luego como compost.

Eunomia cuestiona estudios previos que evaluaron el alcance de la generación de energía a partir de residuos, hechos por ERM, CIWM y Oakdene Hollins, criticando sus asunciones sobre la eficiencia y recuperación energética. El informe, dedicado solo a emisiones de GEI, saca las siguientes conclusiones y recomendaciones:

Conclusiones

  • En términos de cambio climático, reciclar es mejor que incinerar
  • Los incineradores de residuos se están vendiendo al público y a los gobiernos como una fuente de electricidad verde, a pesar de que rara vez se menciona que producen gases de efecto invernadero derivados de combustibles fósiles
  • Esta investigación muestra que, actualmente, los incineradores que sólo generan energía producen un 33% más CO2 derivado de combustibles fósiles por unidad de energía generada que una central térmica que se abastece de gas. Para 2020, con aumentos en el reciclaje y mejoras tecnológicas, estos incineradores serán casi tan contaminantes en términos de emisiones de CO2 como las centrales térmicas a carbón nuevas o reactivadas, y un 78 por ciento peores que las nuevas centrales térmicas que operan con gas.
  • No tiene sentido promover este tipo de tecnología cuando hay disponibles mejores opciones de manejo de residuos. Los incineradores que generan calor tienen una eficiencia similar a las plantas que operan a gas, pero sólo si el calor se usa realmente.
  • La digestión anaeróbica, como una tecnología alternativa de generación de energía a partir de la basura, genera energía exclusivamente a partir de la porción biodegradable de la basura y por ende es verdaderamente renovable. Podría generar cuanto menos 1,45 TWh a partir de los residuos biodegradables separados en origen en las viviendas, y más si se agregan los residuos comerciales.
  • La mejor opción en términos climáticos y de recursos es eliminar gradualmente los residuos, asegurando que todos los residuos se reutilicen, reciclen o composten.
  • Sin embargo, durante algún tiempo seguirá habiendo residuos, así que habrá que lidiar con ellos. Esta investigación muestra que la mejor opción desde el punto de vista climático es un proceso de tratamiento mecánico y biológico que extraiga los metales y los plásticos, llevando a vertdero sólo la fracción resto estabilizada.

Nota importante

El autor advierte que este informe sólo considera los impacto de estas tecnologías en términos climáticos, es decir:

  • no analiza otros impactos ambientales negativos de la incineración, como la producción de cenizas tóxicas y la contaminación del aire, ni los impactos negativos sobre los índices de reciclaje.
  • no analiza los beneficios por la mejora de suelos a través del compost producido por la digestión anaeróbica a partir de residuos separados en origen.

Amigos de la Tierra recomienda lo siguiente:

  1. El gobierno debería promover el desarrollo de tecnologías de generación de energía a partir de la basura totalmente renovables, en particular la digestión anaeróbica, utilizando tanto residuos domiciliarios como comerciales/industriales.
  2. Las políticas se deberían centrara en eliminar progresivamente los residuos, a través de la prevención, el reciclaje y el compostaje/digestión. Esto debe incluir medidas para asegurar que los productos y envases se diseñen de modo que sean reutilizables, reciclable o compostables (ecodiseño). También deberían brindar asistencia en el desarrollo de un reciclaje efectivo de los plásticos presentes en los residuos.
  3. El gobierno debe disipar el mito que los incineradores que generan electricidad producen energía verde.
  4. El gobierno debería presentar criterios claros a las autoridades municipales sobre tecnologías de tratamiento de residuos
  5. El gobierno debe asegurar que el marco económico incentive métodos de eliminación de residuos más ecológicos:
    • Un impuesto de al menos £12 la tonelada de residuos quemados en incineradores que recuperan solo electricidad.
    • Una tasa reducida para el enterramiento de aquellos residuos que hayan sido adecuadamente estabilizados a través de un proceso de TMB El informe "A changing climate for energy from waste" está disponible en el sitio de FoE:
http://www.foe.co.uk/resource/reports/changing_climate.pdf

Para un resumen con los resultados claves:
http://www.foe.co.uk/resource/briefings/dirty_truths.pdf

martes, abril 11, 2006

Escuela de Seronda - ¿Qué hacemos con la basura?

Los próximos 29,30 de Abril y 1 de Mayo, el Conceyu de la Moceda organiza una año más la Escuela de Seronda, este año uno de los grupos va ser sobre "¿Qué hacemos con la basura?, modelos de gestión de residuos" que se va celebrar el sábado 29 en Xixón. Nos han invitado a participar al Conceyu contra la Incineración en esta actividad que es gratuita.

La gente que desee asistir se debe apuntar on-line desde la página del CMPA, www.cmpa.es, hay un formulario para inscribirse en la escuela, os recordamos que son plazas limitadas.

Vamos a contar con la presencia de Ignasi Puig que es un consultor ambiental experto en gestión de residuos, autor de la propuesta de recogida selectiva de San Sebastián alternativa a la incineradora prevista.

lunes, abril 03, 2006

Opinión del Presidente de la Asociación de Vecinos de Candás

.....Dinamita pa los pollos

La decisión de COGERSA de instalar en el entorno de Carreño una incineradora de basura con capacidad para 450.000 toneladas al año está, afortunadamente, generando un debate necesario, propiciado por quienes entienden que hay alternativas más sostenibles, ecológicas y de futuro para el tratamiento de la basura de nuestra comunidad.

A los que creemos firmemente que hay otras alternativas nos preocupa que los “responsables” del gobierno municipal de Carreño, con su alcalde a la cabeza, defiendan a ultranza las bondades de la incineración. Centran todo su esfuerzo en rechazar otras opciones, y dedican su tiempo a confundir en vez de dar respuesta a los múltiples problemas, que para Carreño, va acarrear este sistema de eliminación de basuras, problemas no resueltos ni aclarados ante los vecinos.

No hablan del destino de las toneladas por año de cenizas toxicas que producirá la incineradora, a los vecinos nos gustaría saber si esas cenizas se van a quedar en Carreño o les van a dar acogida en otra localidad asturiana. En cualquier caso, estas cenizas, necesitan una zona de depósito, “un vertedero” que cumpla con la normativa europea. Tampoco hablan de los otros residuos que produce la incineración, “las escorias”. ¿Se van a someter a algún reciclaje? O se van almacenar en algún lugar de nuestro Concejo en cualquier caso es un volumen tremendo para su almacenamiento.

En el papel de “defensores” de esta incineradora, no hablan de las plantas de biometanización y compostaje de las que hay más de veinte proyectos en desarrollo en España; los ecoparques, que son la alternativa más integral y ecológica. Los descalifican porque exige la recogida selectiva...¡Claro! Más trabajo, responsabilidad municipal y pedagogía política.

Resulta más fácil y cómodo dejarse llevar por la solución de la incineradora que ¡traga de todo lo que le echen! y pensarán que, “si todo se puede quemar se acabaron las complicaciones”, aún a sabiendas de los peligros que para la salud publica tiene este tipo de instalaciones.

Los vecinos pedimos que cuando menos, se respeten y se estudien las opciones de otras alternativas, y se dé la posibilidad al dialogo y al entendimiento.



Luis Fernández Fernández

Presidente de la Asociación de Vecinos de Candás.

viernes, marzo 31, 2006

Próxima Reunión del Conceyu

La proxima reunion del Conceyu va ser el proximo jueves 6 a las 19 horas en los locales de Ecoloxistes n'Acción en Xixón en la calle San Ignacio

miércoles, marzo 22, 2006

Artículo de opinión en el Diario Vasco

«Si tan buena es la incineración de las basuras, ¿por qué presentarla como el último eslabón y el último recurso de la gestión de residuos? ¿Por qué insistir en reciclar y compostar si sería más fácil quemar todo?»
JOSÉ CRUZ RUIZ VILLANDIEGO / MÉDICO
PORTAVOZ DE LA COMISIÓN DE MÉDICOS CONTRA LA INCINERADORA

Estos meses, cada vez que alguien opinaba o hablaba en contra de las incineradoras ha tenido que oír y soportar repetidamente que todos teníamos que estar callados porque había que dejar este tema para los expertos y los profesionales. Daba igual que un ingeniero hablara de técnicas alternativas o que un médico hablara de riesgos para la salud evidenciados en la bibliografía científica, o que un alcalde defendiera métodos más sostenibles y aceptables para sus vecinos. Daba todo igual porque los expertos son ellos, porque los técnicos y profesionales en residuos son ellos... Expertos y técnicos en llevar camiones a un vertedero, sin más ¿De qué dicen que son profesionales ahora si han andado buscando sabios por ahí fuera que, después de cobrar, desaparecían sin haber sabido ni dónde estaba Aritzeta o Txingudi? Y últimamente, para más colmo, esos nuestros técnicos expertos han tratado de hacernos pensar que los olores de San Marcos son fruto de que Odón Elorza no quiere poner una incineradora en San Sebastián.

La ausencia de alternativas al PIGRUG era uno de los principales argumentos que llevaban como bandera la sección incineradora de nuestros políticos y gerentes de mancomunidades, era la razón primera de su exclusiva capacidad profesional y el motivo natural de todo tipo de descalificaciones para los que se oponían a sus proyectos. De hecho era muy habitual terminar cualquier pleno de Ayuntamiento, entrevista o programa de televisión con el reproche de que no hay otras alternativas para Guipúzcoa.

Pero ahora ya no hay solo un PIGRUG, hay varios. Además de las reiteradas propuestas del alcalde de San Sebastián para hacer ver a la Diputación que la solución de las basuras no pasa inevitablemente por una incineradora, también hace poco más de dos meses se presentó un nuevo plan de residuos para toda Guipúzcoa. Propuestas y alternativas que no tienen nada que ver con la incineración. Todas hablan de Guipúzcoa, el mismo territorio para unos y para otros, con los mismos problemas orográficos y de densidad de población, pero cambia la forma de verlo más habitable ahora y cómo queremos dejarlo a las generaciones venideras.

Nuestros políticos y técnicos han estado tan colmatados de experiencia y de conocimientos que se permitían frases y sentencias como la del señor Oyarbide, diputado de desarrollo sostenible, este mismo mes de diciembre refiriéndose al crítico informe del Ararteko: « en la oficina del Ararteko hay buenos juristas pero no técnicos en residuos » y así, tan simplemente, nos daba a entender que los técnicos de su departamento están por encima de la ley y su gestión puede superponerse a cualquier norma o derecho nacional o comunitario. De la Mancomunidad de Txingudi hay varias frases memorables. Como la del presidente de esta Mancomunidad, el alcalde de Irún, que, después de un viaje de visitas a incineradoras, nos tranquilizaba a todos porque él sabía que por la chimenea « prácticamente solo sale vapor de agua...» Lo triste de estas tonterías es que el coste de esa incineradora, de sus campañas, viajes y abogados las pagan todos los ciudadanos de Irún y Hondarribia que, especialmente, ya han demostrado en consultas populares, encuestas de Diputación, manifestaciones, firmas y alegaciones que más del 82% están en contra de ese proyecto de Incineradora que además redondeará el negocio quemando basuras de Francia.

El problema de muchos de esos expertos y de muchos políticos de nuestro territorio es que no solo no saben nada de alternativas sino que además nos han demostrado que de incineradoras saben muy poco.

Reflexionemos: si tan buena es la Incineración de las basuras, ¿por qué presentarla como el último eslabón y el último recurso de la gestión de los residuos? ¿Por qué insistir en reciclar y compostar si sería más sencillo quemar todo?: simplificamos la vida con una sola bolsa y la Mancomunidad solo necesita un contenedor y un modelo de camiones para llevar la basura. Más trabajo y empleos en el sector secundario y terciario de la producción. Más riqueza, más consumo. Todo, dicen, es bueno en el mundo de la incineración y lo único tóxico que reconocen son las cenizas, aunque ya insinúan que alguien las utilizará para hacer bonitas carreteras... Pero vamos a ver, si todo son ventajas con las incineradoras, ¿por qué nadie ni ningún país se plantea como opción única y definitiva la incineración? Y si no hay riesgos ¿por qué nos anuncian controles y análisis a la población cercana? ¿Por qué tanta normativa específica para esta industria? ¿Por qué la OMS, en el 2003, afirma que es un riesgo de cáncer vivir cerca de incineradoras? ¿Por qué en el 2005, también la Organización Mundial de la Salud (OMS), propone proyectos de gestión de residuos sin incineración? Hace tiempo habrían acabado con la oposición de médicos y de cualquier movimiento ecologista si tantas evidencias y tan seguros estuvieran de esa moderna tecnología.

En la gestión de la basura hay métodos que no se deberían mencionar ni insinuar, de la misma manera que en educación nadie propondría en nuestros días el castigo físico como sistema de enseñanza, ni se aceptaría la pena de muerte o la tortura como forma de hacer justicia. En la gestión de los residuos no se debería, en nuestro siglo, mencionar la palabra incineración.

Así pues, busquemos la mejor solución y no creemos un nuevo problema.

sábado, marzo 18, 2006

Incineración y salud infantil

11 COMISIÓN DE MÉDICOS Y PROFESIONALES DE LA SALUD

16 de marzo de 2006

Los niños escolarizados próximos a incineradoras padecen mayor incidencia de dolores de cabeza y estómago, mayor frecuencia de fatiga y de disnea respiratoria

Ejerciendo la responsabilidad que asumimos cuando nos constituimos como grupo de estudio en la defensa de la salud ante el proyecto de instalar una incineradora en nuestra Comarca. Hemos continuado con la revisión y estudio de los numerosos artículos y trabajos de la bibliografía médica, publicados mayoritariamente desde el año 2001 hasta hoy. Una información que se nos está sustrayendo desde algunas instancias oficiales.

En Abril de 2004 hicimos público el manifiesto firmado por mas de 500 profesionales de la salud (médicos de familia, especialistas, jefes de Servicio, ATS, técnicos sanitarios).

Hemos destacado siempre que una de las características de la toxicidad de las emisiones de las incineradoras es su forma bioacumulativa y la diversidad de elementos peligrosos. Las patologías más llamativas aparecen al cabo de los años. Así se ha venido demostrando continuamente desde los años 50, con trabajos y estudios que aparecen 20 o 30 años después, publicados periódicamente desde los años 90.

UN MOTIVO MÁS DE ALERTA

Hoy queremos hacer llegar a la dirección, al claustro y a las asociaciones de padres de los colegios de nuestra comarca uno de estos documentos, de Diciembre de 2005, por la importancia de la revista, la metodológica y el especial énfasis en los términos proximidad y niños (ellos serán los que más tiempo convivan con esa planta) que siguen dando razones para oponerse de forma contundente a este tipo de industrias.

En este estudio del Departamento de Salud Pública de la Universidad de Osaka, publicado por el European Journal of Epidemiology se demuestra que los niños escolarizados próximos a Incineradoras (EN UN AREA DE 4 KM) padecen mayor incidencia de dolores de cabeza y estómago, mayor frecuencia de fatiga y de disnea respiratoria.

viernes, marzo 03, 2006

Moción IUCA sobre la Incineradora

Los concejales del grupo municipal de la Unión Independiente de Carreño presentan, para su debate y posterior votación por el Pleno municipal la siguiente

MOCIÓN

Ante las noticias aparecidas en la prensa regional relativas a la inclusión de una partida de tres millones de euros en los presupuestos de Cogersa, para el desarrollo de una nueva planta incineradora.

Ante el paso atrás que supone tal iniciativa en las políticas de reciclaje.

Ante los elevados riesgos para la salud pública que implica esta infraestructura

Por el foco de contaminación ambiental que representa.

Porque implica una evidente regresión en el necesario y pretendido desarrollo sostenible.

Porque la contradicción de invertir fondos públicos para potenciar las políticas de recogida selectiva y de educación ambiental y esta
actuación, suponen un cinismo político y un fraude a la sociedad.

Por todo ello proponemos al pleno del ayuntamiento de Carreño prohíba a Cogersa incinerar los residuos urbanos generados y recogidos en su término municipal y exija al consorcio que abandone el proyecto de construcción de la incineradora de residuos.

UNIÓN INDEPENDIENTE DE CARREÑO

Grupo municipal

La incineración de residuos y los riesgos para la salud pública

Félix Payo Losa, Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Asturias.
Aparece en la Nueva España 28-2-06 en Opinion

Las dioxinas son unos compuestos orgánicos que se producen en la naturaleza durante el proceso de combustión de la materia orgánica. Pertenecen a la familia de los compuestos órgano. Los bifenoles policlorados son de la misma familia. Tan solo 17 de las 210 dioxinas existentes son tóxicas. También se producen en erupciones volcánicas, en los fuegos y en la fabricación de productos químicos, plaguicidas, fungicidas, herbicidas (el agente naranja, usado como defoliante por el Ejército de los EE UU en Vietnam) entre otros procesos.

Una importante característica de estos compuestos es su estabilidad en el medio ambiente: permanecen inalteradas en agua y en el suelo durante décadas. Al ser también solubles en grasas se acumulan en el tejido adiposo, manteniéndose por largos periodos de tiempo, pudiendo bioacumularse en la cadena alimentaría animal y humana durante más de 14 años.

Las incineradoras son la principal fuente de dioxinas en todo el planeta, según miembros del Comité Científico de la Dirección General de Salud de la Unión Europea. La incineración de productos orgánicos produce dioxinas, furanos y otros compuestos, que junto a los derivados de diferentes actividades industriales forman una familia de sustancias conocidas como Contaminantes Orgánicos Tóxicos Persistentes y por sus siglas COTP. Doce de estas sustancias son consideradas de gran peligro por su potencial efecto tóxico para los seres vivos, no solo humanos y son: aldrin, clordano, dieldrina, heptacloro, hexaclorobenceno, mirex, toxafeno, policloro bifenoles, DDT, furanos y dioxinas. Los peligros de esta «docena sucia» han motivado a la Convención de las Naciones Unidas sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes a crear el Convenio de Estocolmo -22 de mayo de 201- en el marco del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, con el objeto de ordenar la eliminación del planeta de los 12 contaminantes,. El convenio fue firmado por España y posteriormente ratificado el 28 de mayo de 2004. El Convenio de Estocolmo está en vigor desde el pasado 17 d mayo de 2005.

Para la comunidad científica la acusada toxicidad de las dioxinas es un hecho indiscutible, particularmente en relación con los seres humanos. En 1997, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), clasifico a las dioxinas como potentes carcinógenos tipo I. Esta clasificación se basó en una limitada evidencia en humanos, en una suficiente evidencia en animales y en una exhaustiva información sobre los mecanismos bioquímicos por los que estas sustancias producen cáncer en humanos y en animales. La limitada evidencia venía justificada por la falta casi general de datos sobre emisiones de dioxinas, sobre el escaso conocimiento de la presencia de estas sustancias en los alimentos, teniendo en cuenta que estas cantidades son siempre muy pequeñas y difícil y caras de cuantificar. Estudios posteriores realizados por Manolis Kogevinas, del Instituto Municipal de Investigaciones Médicas de Barcelona, han aportado nuevas investigaciones basadas en estudios toxicológicos y de dosis-respuesta, clasificando como evidente el efecto carcinogénico de las dioxinas sobre los seres humanos expuestos a bajas dosis.

Otros estudios publicados en el Journal of Epidemiology and Community Heath en 2003, han mostrado un exceso de riesgo de tener hijos con malformaciones congénitas, o nacidos muertos de madres que viven en las inmediaciones de incineradoras. Los resultados se basan en un análisis de nacimientos que tuvieron lugar en la región de Cumbria, en el noroeste de Inglaterra, entre 1956 y 1993. La cercanía a las incineradoras se asociaba a incrementos en los nacidos con espina bífida, defectos cardiacos congénitos y anencefália. Los efectos de bajas dosis de dioxinas mantenidas a largo plazo también provocan alteraciones de la función de las hormonas sexuales, de la inmunidad, efectos teratógenicos y de la maduración. Ha sido descrito el mecanismo por el que las dioxinas actuarían en el organismo a nivel intracelular (receptores Ahr).

Es preciso conocer que los efectos de las dioxinas sobre la salud son insidiosos a largo plazo y la demostración de la existencia causa-efecto necesita estudios epidemiológicos rigurosos y complejos que pueden requerir varias generaciones. Este hecho facilita la divulgación de ideas que ponen en duda la gravedad de la toxicidad de las dioxinas. Una de las falacias más comunes es que las incineradoras modernas no producen dioxinas. Se propone que la incineradora de Viena, famosa por el turismo de incineradora que protagoniza, no produce dioxinas. Nada mas lejos de ser cierto. Por la información publicada de datos oficiales, la incineradora de Viena produce dioxinas en una cantidad de 10,973 gramos / año. Debido a su sistema de filtros, la mayor concentración aparece en las cenizas. La importancia de estos residuos es grande teniendo en cuenta que las dioxinas son compuestos estables y acumulativos y que de esas características se deriva en gran medida su toxicidad. También es de recordar que el Convenio de Estocolmo es un acuerdo internacional para la eliminar la producción de este tipo de compuestos. Sin duda, gran parte de la información que ha reflejado la prensa en torno a lo saludable de la incineradora de Viena elude uno de los problemas mas importantes en el proceso de incineración: los residuos generados. Estos residuos son muy ricos en dioxinas, furanos y otros contaminantes estables, así como en metales pesados. La eliminación de estos residuos altamente peligros para la salud y el medio ambiente no esta bien resuelta.

Ejemplo mas cercano de incineradora moderna, inaugurada en 1996, es la de Valdemingómez, en Madrid, objeto de una querella de la Fiscalía de Medio Ambiente y que en el año 2001 hubo de ser paralizada temporalmente por la alta emisión de gases y un incremento de 15 veces los niveles de dioxinas y furanos permitidos. No solo es falsa la idea de que las incineradoras modernas son inocuas, sino que el control que requiere el proceso y el gasto que supone deben ser seriamente considerados.

Dado que las dioxinas y furanos que se producen en los procesos de incineración son contaminantes estables y persistentes y que al no eliminarse tienden a acumularse y a generar toxicidad con dosis bajas, el concepto de niveles de seguridad carece de sentido. No hay niveles que puedan ser considerados como seguros. El 80% de las dioxinas que nos afectas son consumidas en productos de origen animal como parte de la cadena alimenticia. La Unión Europea establece, como orientación para consumo humano, no rebasar cantidades de dioxinas de 1 picogramo (billonésima parte de un gramo) por kilo de peso corporal al día. Esta forma de medir la cantidad de dioxinas, en términos de consumo diario, o semanal, señala el importante riesgo de acumulación.

Además de los efectos para la especie humana que generan los deshechos de las incineradoras, también son considerables los efectos para el medio ambiente. La producción de CO2 y de gases del efecto invernadero provocan un conflicto con el tratado de Kioto. La eliminación de partículas finas a la atmósfera, de menos de 2,5 micras en cantidades importantes puede provocar efectos sobre la salud de colectividades humanas en un amplio radio de acción.

Las incineradoras no pueden ser la alternativa al importante y complejo problema de la gestión integral de residuos. No es posible, en este marco, hacer un planteamiento alternativo riguroso, pero el problema de la gestión de residuos y cenizas de muy alto poder contaminante y los efectos sobre la contaminación atmosférica obligan a pensar alternativas. Es necesaria la implicación en este debate de técnicos en ingeniería medioambiental.

Mas de 1200 científicos, profesionales de la salud y del medio ambiente y de la enseñanza, de diversas instituciones europeas, de la Unión Europea y de la Organización de Naciones Unidas, sin intereses en las grandes inversiones que las incineradoras conllevan, se han pronunciado sin ninguna ambigüedad acerca de los efectos nocivos de las incineradoras sobre el medio ambiente y sobre la mortalidad y morbilidad poblacional, presionando a los gobiernos y exigiendo el cumplimiento del los compromisos firmados en el Convenio de Estocolmo. Hay soluciones alternativas, pero requieren la voluntad industrial y política de acometerlas.

La incineración de residuos y los riesgos para la salud pública

Félix Payo Losa, Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Asturias.
Aparece en la Nueva España 28-2-06 en Opinion

Las dioxinas son unos compuestos orgánicos que se producen en la naturaleza durante el proceso de combustión de la materia orgánica. Pertenecen a la familia de los compuestos órgano. Los bifenoles policlorados son de la misma familia. Tan solo 17 de las 210 dioxinas existentes son tóxicas. También se producen en erupciones volcánicas, en los fuegos y en la fabricación de productos químicos, plaguicidas, fungicidas, herbicidas (el agente naranja, usado como defoliante por el Ejército de los EE UU en Vietnam) entre otros procesos.

Una importante característica de estos compuestos es su estabilidad en el medio ambiente: permanecen inalteradas en agua y en el suelo durante décadas. Al ser también solubles en grasas se acumulan en el tejido adiposo, manteniéndose por largos periodos de tiempo, pudiendo bioacumularse en la cadena alimentaría animal y humana durante más de 14 años.

Las incineradoras son la principal fuente de dioxinas en todo el planeta, según miembros del Comité Científico de la Dirección General de Salud de la Unión Europea. La incineración de productos orgánicos produce dioxinas, furanos y otros compuestos, que junto a los derivados de diferentes actividades industriales forman una familia de sustancias conocidas como Contaminantes Orgánicos Tóxicos Persistentes y por sus siglas COTP. Doce de estas sustancias son consideradas de gran peligro por su potencial efecto tóxico para los seres vivos, no solo humanos y son: aldrin, clordano, dieldrina, heptacloro, hexaclorobenceno, mirex, toxafeno, policloro bifenoles, DDT, furanos y dioxinas. Los peligros de esta «docena sucia» han motivado a la Convención de las Naciones Unidas sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes a crear el Convenio de Estocolmo -22 de mayo de 201- en el marco del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, con el objeto de ordenar la eliminación del planeta de los 12 contaminantes,. El convenio fue firmado por España y posteriormente ratificado el 28 de mayo de 2004. El Convenio de Estocolmo está en vigor desde el pasado 17 d mayo de 2005.

Para la comunidad científica la acusada toxicidad de las dioxinas es un hecho indiscutible, particularmente en relación con los seres humanos. En 1997, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), clasifico a las dioxinas como potentes carcinógenos tipo I. Esta clasificación se basó en una limitada evidencia en humanos, en una suficiente evidencia en animales y en una exhaustiva información sobre los mecanismos bioquímicos por los que estas sustancias producen cáncer en humanos y en animales. La limitada evidencia venía justificada por la falta casi general de datos sobre emisiones de dioxinas, sobre el escaso conocimiento de la presencia de estas sustancias en los alimentos, teniendo en cuenta que estas cantidades son siempre muy pequeñas y difícil y caras de cuantificar. Estudios posteriores realizados por Manolis Kogevinas, del Instituto Municipal de Investigaciones Médicas de Barcelona, han aportado nuevas investigaciones basadas en estudios toxicológicos y de dosis-respuesta, clasificando como evidente el efecto carcinogénico de las dioxinas sobre los seres humanos expuestos a bajas dosis.

Otros estudios publicados en el Journal of Epidemiology and Community Heath en 2003, han mostrado un exceso de riesgo de tener hijos con malformaciones congénitas, o nacidos muertos de madres que viven en las inmediaciones de incineradoras. Los resultados se basan en un análisis de nacimientos que tuvieron lugar en la región de Cumbria, en el noroeste de Inglaterra, entre 1956 y 1993. La cercanía a las incineradoras se asociaba a incrementos en los nacidos con espina bífida, defectos cardiacos congénitos y anencefália. Los efectos de bajas dosis de dioxinas mantenidas a largo plazo también provocan alteraciones de la función de las hormonas sexuales, de la inmunidad, efectos teratógenicos y de la maduración. Ha sido descrito el mecanismo por el que las dioxinas actuarían en el organismo a nivel intracelular (receptores Ahr).

Es preciso conocer que los efectos de las dioxinas sobre la salud son insidiosos a largo plazo y la demostración de la existencia causa-efecto necesita estudios epidemiológicos rigurosos y complejos que pueden requerir varias generaciones. Este hecho facilita la divulgación de ideas que ponen en duda la gravedad de la toxicidad de las dioxinas. Una de las falacias más comunes es que las incineradoras modernas no producen dioxinas. Se propone que la incineradora de Viena, famosa por el turismo de incineradora que protagoniza, no produce dioxinas. Nada mas lejos de ser cierto. Por la información publicada de datos oficiales, la incineradora de Viena produce dioxinas en una cantidad de 10,973 gramos / año. Debido a su sistema de filtros, la mayor concentración aparece en las cenizas. La importancia de estos residuos es grande teniendo en cuenta que las dioxinas son compuestos estables y acumulativos y que de esas características se deriva en gran medida su toxicidad. También es de recordar que el Convenio de Estocolmo es un acuerdo internacional para la eliminar la producción de este tipo de compuestos. Sin duda, gran parte de la información que ha reflejado la prensa en torno a lo saludable de la incineradora de Viena elude uno de los problemas mas importantes en el proceso de incineración: los residuos generados. Estos residuos son muy ricos en dioxinas, furanos y otros contaminantes estables, así como en metales pesados. La eliminación de estos residuos altamente peligros para la salud y el medio ambiente no esta bien resuelta.

Ejemplo mas cercano de incineradora moderna, inaugurada en 1996, es la de Valdemingómez, en Madrid, objeto de una querella de la Fiscalía de Medio Ambiente y que en el año 2001 hubo de ser paralizada temporalmente por la alta emisión de gases y un incremento de 15 veces los niveles de dioxinas y furanos permitidos. No solo es falsa la idea de que las incineradoras modernas son inocuas, sino que el control que requiere el proceso y el gasto que supone deben ser seriamente considerados.

Dado que las dioxinas y furanos que se producen en los procesos de incineración son contaminantes estables y persistentes y que al no eliminarse tienden a acumularse y a generar toxicidad con dosis bajas, el concepto de niveles de seguridad carece de sentido. No hay niveles que puedan ser considerados como seguros. El 80% de las dioxinas que nos afectas son consumidas en productos de origen animal como parte de la cadena alimenticia. La Unión Europea establece, como orientación para consumo humano, no rebasar cantidades de dioxinas de 1 picogramo (billonésima parte de un gramo) por kilo de peso corporal al día. Esta forma de medir la cantidad de dioxinas, en términos de consumo diario, o semanal, señala el importante riesgo de acumulación.

Además de los efectos para la especie humana que generan los deshechos de las incineradoras, también son considerables los efectos para el medio ambiente. La producción de CO2 y de gases del efecto invernadero provocan un conflicto con el tratado de Kioto. La eliminación de partículas finas a la atmósfera, de menos de 2,5 micras en cantidades importantes puede provocar efectos sobre la salud de colectividades humanas en un amplio radio de acción.

Las incineradoras no pueden ser la alternativa al importante y complejo problema de la gestión integral de residuos. No es posible, en este marco, hacer un planteamiento alternativo riguroso, pero el problema de la gestión de residuos y cenizas de muy alto poder contaminante y los efectos sobre la contaminación atmosférica obligan a pensar alternativas. Es necesaria la implicación en este debate de técnicos en ingeniería medioambiental.

Mas de 1200 científicos, profesionales de la salud y del medio ambiente y de la enseñanza, de diversas instituciones europeas, de la Unión Europea y de la Organización de Naciones Unidas, sin intereses en las grandes inversiones que las incineradoras conllevan, se han pronunciado sin ninguna ambigüedad acerca de los efectos nocivos de las incineradoras sobre el medio ambiente y sobre la mortalidad y morbilidad poblacional, presionando a los gobiernos y exigiendo el cumplimiento del los compromisos firmados en el Convenio de Estocolmo. Hay soluciones alternativas, pero requieren la voluntad industrial y política de acometerlas.

RESOLUCIÓN DE LA COMISIÓN EJECUTIVA DE CC.OO. DE ASTURIAS SOBRE LA GESTIÓN DE RESIDUOS

COGERSA (Consorcio para la Gestión de los Residuos Sólidos de Asturias) aprobó a finales del pasado año la construcción de un horno incinerador para quemar residuos con aprovechamiento para la generación de energía eléctrica, fundamentando la decisión en la necesidad de dar una solución al fin de la vida útil del vertedero de Serín, calculada hasta el año 2015 conforme al Plan de Viabilidad.

Durante estos meses, desde COGERSA y el Gobierno Regional se ha desarrollado una campaña destinada a convencer (no a debatir) al conjunto de la sociedad asturiana de las supuestas bondades de esta solución, concluyendo con la realización de un viaje a París y Viena de algunos cargos municipales y asociaciones afines como refuerzo de la misma.

En esta campaña se han obviado las directrices políticas emanadas de la UE (Unión Europea) desde el Sexto Programa Comunitario de Acción en materia de Medio Ambiente (“Medio Ambiente 2010: el futuro está en nuestras manos”), que señala como una de las áreas de actuación política: “la gestión de los residuos conforme a los siguientes principios básicos: reducción del volumen de residuos generados, optimización del reciclado y reutilización, y eliminación segura”, el orden no es caprichoso y está enfocado en primer lugar a minimizar los mismos, a un aprovechamiento más racional de los materiales y de la energía necesaria utilizada para su fabricación y posterior tratamiento; en último lugar está la “eliminación segura”. Estas directrices han sido plasmadas en directivas europeas, la legislación y planes nacionales, así como en el propio plan autonómico.

También se ha tratado de ocultar el fracaso de COGERSA y el Gobierno Regional en la consecución de estos objetivos, con un incremento sostenido de los residuos generados (484.997 tm/año en el 2003 ) y muy poco avance en materia de recogida selectiva (39.238 tm/año, sólo un 8,09% ), sin incluir compostaje y reciclado de los que no hay datos.

La construcción del horno incinerador de residuos supone:

• La liberación al aire y al suelo de nuevos contaminantes (dioxinas, furanos, etc.), añadidos a los que ya contienen las basuras, y con un mayor peligro para la salud humana.
• Una gran inversión con poco volumen de empleo.
• Un incremento del coste de gestión derivado de la inversión, los costes de mantenimiento; así como la inevitable gestión de los residuos generados en la incineración, ya que lo que no se vierte en forma gaseosa a la atmósfera tiene que seguir yendo al vertedero.

Por otra parte, la capacidad de incineración de la planta (421.930 tm/año, un 87% de los vertidos en el 2003) supone, en la práctica, la renuncia a mejorar las cifras de recogida selectiva, compostaje y reciclado actuales, o la posibilidad de traer residuos de otras comunidades autónomas para aprovecharla en su totalidad.

Recientemente se ha anunciado un acuerdo de los grupos en la Junta General de PSOE e IU para solicitar la paralización de la licitación, prevista inicialmente para próximo mes de julio, y la apertura de un debate; este anuncio parece que está motivado más por el coste político que pudiera tener para el PSOE en las próximas elecciones autonómicas y locales por la oposición de IU, PP y varias organizaciones sociales, que por una reconsideración de la misma a favor de una gestión sostenible de los residuos, cómo evidenciaron las posteriores declaraciones del Consejero de Medio Ambiente y del Gerente de COGERSA; por lo que es previsible que tras los procesos electorales tengan la intención de reanudar el proyecto de construcción de la incineradora.

En cualquier caso, recibimos con agrado la apertura de un debate y la búsqueda de un mayor consenso social, otro de los principios rectores de las políticas medioambientales de la Unión Europea, y deseable en la elaboración y puesta en práctica de cualquier política a desarrollar por los poderes públicos.

Por todo ello, desde CC.OO. de Asturias, manifestamos nuestro rechazo a la construcción de la incineradora, asi como anunciamos nuestra participación en este debate público en defensa de una alternativa más racional, eficiente y sostenible de gestión de los residuos, en el que la disminución en su generación, el aumento de la recogida selectiva, la recuperación y el tratamiento apropiado para su reciclaje, sean los fundamentos de un modelo en el que también se combinen: una mayor creación de empleo, un menor coste económico y la reducción de la contaminación ambiental.


Oviedo, 22 de febrero de 2006
Comisión Ejecutiva Regional de CC.OO.

lunes, febrero 20, 2006

La AMPA del Colegio Público de Lugo de Llanera rechaza la incineradora de Serín.

En acuerdo tomado en reunión ordinaria de la AMPA del Colegio Público de Lugo de Llanera de fecha 10 de Febrero de 2006 quiere hacer llegar a la opinión pública la siguiente nota:

Ante la pretensión de construir una incineradora de Residuos Sólidos Urbanos en Serín dentro de terrenos de Cogersa situados a escasos 5 km de Colegio Público de Lugo de Llanera, la AMPA de dicho colegio quiere hacer una serie de consideraciones respecto al proyecto de esta incineradora en el centro de Asturias.

Como padres nos preocupa y nos mueve todo lo relacionado con los aspectos que intervienen en la educación de nuestros niños, y con más razón nos interesa aquello que afecte a la salud de nuestros hijos, en el caso que nos ocupa por un motivo doble: a la condición de padres, sumamos la de vecinos del concejo de Llanera.

Según diversos analistas las incineradoras son una fuente de emisión de dioxinas y furanos, compuestos considerados altamente tóxicos, a los que habría que añadir metales pesados , y otros compuestos que no están claramente identificados, así como la producción de escorias y cenizas. Otros autores sostienen que toda esta amalgama de emisiones y residuos puede tener efectos cancerígenos.

No queremos ser alarmistas, simplemente nadie ni nada nos garantiza que no haya fallos en los sistemas de filtros, ni que una avería o un uso indebido hagan aumentar las tasas de emisión de gases contaminantes y tóxicos, ni siquiera existen niveles tóxicos de baja intensidad de furanos y dioxinas para los seres humanos.

Por lo anteriormente expuesto y estando como estamos situados como comunidad educativa y como vecinos, en el espacio geográfico dentro del área de influencia de la incineradora, mostramos un rechazo rotundo al proyecto de incineración de Serín, a la vez que entendemos que el camino a recorrer es otro.

Programas educativos desde Educación Infantil dirigidos al consumo responsable que evite la producción de residuos innecesarios, programas que incidan en la necesidad de separar para reciclar, un dinámica de educación mediambiental que incida en hábitos y conductas respetuosas con el medio natural, con una filosofía clara : que otro mundo mejor es posible.

Por ello aplaudimos la instalación de un contenedor de recogida selectiva de envases y plásticos , y otro de vidrios que se suman al ya existente de papel y cartón , todos ellos dentro del recinto escolar. Si a esto añadimos que en Educación Infantil del Colegio Público de Lugo de Llanera , se inician una serie de pequeñas acciones encaminadas a la recogida selectiva de envases de zumos, agua, refrescos y chucherías por un lado, de papeles y cartones por otro, estamos recibiendo el mensaje de que nos hayamos en el buen camino y vaya nuestro apoyo incondicional a estas iniciativas.

miércoles, febrero 15, 2006

Nota de Ecoloxistes n'Aición d'Asturies sobre el Proyecto de Planta Incineradora en Lena

Planta de “reciclaje” de neumáticos en Lena, una nueva apuesta por la incineración.

Ante los proyectos relacionados con la gestión de residuos, a instalar en el polígono de La Cobertoria, en el concejo de Lena, desde Ecoloxistes n'Aición d'Asturies quisiéramos hacer una primera valoración, ya que, si bien no conocemos con detalle cada uno de los proyectos presentados, creemos que, ante las solicitudes de información que hemos recibido es absolutamente necesario.

Hemos de decir que, tanto el proyecto de producción de biocombustibles, como el de la utilización de biomasa forestal para la obtención de energía, nos parecen muy interesantes y desde Ecoloxistes n'Aición d'Asturies siempre has sido apoyados. Ahora bien, para que estos proyectos salgan adelante, además de ser social y ecológicamente aceptables han de ser técnica y económicamente viables, por lo que no podemos olvidar que la planta de biocombustibles sería la tercera a instalar en nuestra Comunidad y en cuanto a la planta de biomasa se ha de justificar que dispone, en cantidad suficiente y precio adecuado, de la materia prima necesaria, es decir, suficientes residuos forestales, obtenidos con una adecuada gestión y sin que esto suponga un perjuicio para los bosques de donde se obtiene. Esta situación no siempre es posible y así, proyectos como los de la planta de San Tirso de Abres no se han materializado. Incluso proyectos tan interesantes, como la planta de biomasa de Allariz, en Orense, que además de residuos forestales utiliza restos de serrerías, obteniendo electricidad para los equipamientos municipales, y produciendo vapor para el funcionamiento de sistemas centralizados de calefacción, se encuentra con importantes problemas económicos. Esta situación ha supuesto una apuesta por la co-combustión, es decir, utilización de biomasas en plantas existentes, que, por sus características, como las de funcionamiento en lecho fluidizado, son capaces de trabajar con diverso tipos de combustibles.

Si las plantas propuestas par Lena se instalan sin justificar su viabilidad, podría suponer una apuesta para su utilización en procesos de co-combustión utilizando como combustible de apoyo, o mucho peor, como combustible principal los gases y especialmente el aceite resultante de la gasificación de los neumáticos. Y es que el proyecto de “conversión de neumáticos en carbón negro de humo y aditivos antidetonantes para combustibles de automoción” no es más que un proyecto de gasificación, es decir, la instalación de una “refinería” que tras la gasificación y destilado de los neumáticos, obtiene un aceite combustible, que sería una fuente de ingresos para la planta, por la venta de electricidad a precio fijo, como productor del Régimen Especial.

La combustión de estos aceite tiene importantes problemas, ya que, según las fuentes consultadas, su compleja composición dificulta el control de la combustión. Esta combustión es claramente una “incineración” de residuos[i], incineración que, además de presentar problemas, es totalmente innecesaria, ya que, son de sobra conocidos y utilizados, procesos de tipo mecánico para el tratamiento de los Neumáticos Fuera de Uso, y así, el Plan Básico de Gestión de Residuos en Asturias, contempla la instalación en COGERSA de una planta de troceado y granulación “miga de caucho”.

Este tipo de proceso, que permite el aprovechamiento de los materiales contenidos en los neumáticos, tanto en la fabricación de suelos blandos para parques, como sus componentes de bases asfálticas, para calles y carreteras, es lo que se viene haciendo desde hace años en plantas como la de Guardo, en Palencia que con una capacidad de 15.000 Tm/años sería más que suficiente para tratar la totalidad de los residuos generados en nuestra Comunidad, de 6.000 Tm/año según el mencionado Plan Básico de Gestión de Residuos.

Esta opción totalmente probada y de aceptable comportamiento ambiental habría de ser complementada con el resto de puntos recogidos en el PLGRA, como la reducción de la cantidad de neumáticos alargando su vida útil (neumáticos más resistentes, mejora de la conducción, vigilancia de la presión) o la reutilización en ciertos casos (mediante el recauchutado y el recanalado).

----------------------------------------------------------------------------

[i] REAL DECRETO 653/2003, de 30 de mayo, sobre incineración de residuos.

Artículo 3. Definiciones. A efectos de lo establecido en este real decreto, se entenderá por:

4. Instalación de incineración: cualquier unidad técnica o equipo, fijo o móvil, dedicado al tratamiento térmico de residuos mediante las operaciones de valorización energética o eliminación, tal como se definen en los apartados R1 y D10 del anexo 1 de la Orden MAM/304/2002, de 8 de febrero, con o sin recuperación del calor. A estos efectos, en el concepto de tratamiento térmico se incluye la incineración por oxidación de residuos, así como la pirólisis, la gasificación u otros procesos de tratamiento térmico, como el proceso de plasma, en la medida en que todas o parte de las sustancias resultantes del tratamiento se destinen a la combustión posterior en las mismas instalaciones .

Datos sobre Incineracion y Salud

Ante las tonterías que viene diciendo el Consejero Buendia sobre los efectos de la incineración y saludo, de las que se debe destacar.
- Las dioxinas que emite la incineradora son como un azucarillo en un embalse 300 veces al de Barrios de Luna.
- Que se reciben 1000 veces mas dioxinas contaminantes siendo fumador pasivo que viviendo cerca de una incineradora (no ha concretado lo de cerca).
Que tiene predicamento entre algunos ingenuos y dan una idea del nivel de seriedad de este buen señor que tenemos que recordar que es el político que mas responsabilidades tiene en el gobierno regional, como no nos gusta decir tonterías os remitimos las conclusiones del I Simposiun celebrado sobre Incineración y Salud en noviembre de 2004 por si alguien tenia una duda que lo tenga claro.
Nos vemos el viernes en la reunion del Conceyu contra la Incineracion a las 19 horas en el local de Ecoloxites n'Acción en la calle San Ignacio nº 8 de Xixón.

Acuerdo Parlamentario PSOE-IU sobre la Incineración

A LA MESA DE LA JUNTA GENERAL DEL PRINCIPADO

El Grupo Parlamentario de Izquierda Unida-Bloque por Asturies, a través de su Portavoz Dª Noemí Martín González, y el Grupo Parlamentario Socialista, a través de su Portavoz D. Fernando Lastra Valdés, al amparo de lo previsto en el artículo 220 y siguientes del Reglamento de la Cámara, tienen el honor de presentar la siguiente Proposición no de Ley, para su debate en el Pleno.

Ante el gran debate social provocado por la intención de COGERSA de construir una planta incineradora de residuos sólidos urbanos y ante los pronunciamientos de varios ayuntamientos asturianos sobre este asunto, los portavoces que suscriben presentan la siguiente

PROPOSICIÓN NO DE LEY

La Junta General del Principado de Asturias insta al Consejo de Gobierno a:

  1. Que antes de construir una planta incineradora de residuos sólidos urbanos desarrolle, en el seno de COGERSA, todas las posibilidades de tratamiento ecológico de los residuos que ofrecen las existentes políticas alternativas a la incineración basadas en la reducción, recogida selectiva, reutilización y reciclaje.
  2. Que promueva un amplio debate social, político e institucional sobre la gestión de los residuos en Asturias para garantizar que cualquier decisión sobre el tratamiento de los residuos sea adoptada tras alcanzar un gran consenso social y político.

Junta General del Principado, 9 de febrero de 2006.

Fdo.: Fernando Lastra Valdés
Portavoz GPS

Fdo.: Noemí Martín González
Portavoz GP IU-BA

martes, febrero 14, 2006

lunes, febrero 13, 2006

Rentería rechaza construir una incineradora en la ubicación del actual vertedero

M. O. - San Sebastián

El alcalde de Rentería, el socialista Juan Carlos Merino, se opuso ayer de forma tajante a la construcción de una incineradora en los terrenos que actualmente ocupa el vertedero de San Marcos. Esa ubicación es una de las tres que figuran en el borrador del Plan General de San Sebastián que será aprobado el próximo martes con los votos de, al menos, el PSE, el PNV y EA. Merino recalcó que su consistorio combatirá "con todos los medios legales" contra quienes pretendan sustituir el mayor basurero de Guipúzcoa por una incineradora que recibirá los residuos de toda la provincia, salvo Irún y Hondarribia.



El avance de Plan General donostiarra incluye tres posibles emplazamientos para la planta de combustión: en la zona de Aritzeta (en la conexión de la A-8, la N-I y el futuro segundo cinturón), en la parte alta de Zubieta y en el vertedero de San Marcos. Merino rechazó esta última opción puesto que Rentería lleva 30 años soportando los "malos olores" que produce el basurero. El regidor recordó que este municipio ya ha cumplido su "cuota de solidaridad" y exigió que se proceda a cerrar el vertedero antes de finalizar este año.



El PNV también ha pedido que se excluya el vertedero entre las posibles ubicaciones. Su portavoz local, Román Sudupe, anunció ayer que una de las siete enmiendas que su grupo ha presentado al Plan General pide eliminar la ubicación de San Marcos.



Inoperancia



La polémica sobre la incineradora ha vuelto a agitarse tras las manifestaciones del portavoz de la Diputación, Koldo Azkoitia, quien exigió el miércoles el cierre de San Marcos durante este mismo año y criticó a quienes defienden alargar hasta 2009 la vida del vertedero. Citó como instigador de esta medida al alcalde donostiarra, Odón Elorza, quien ayer le contestó acusando a la institución foral de inoperancia en la gestión de las basuras.



El avance de Plan General donostiarra incluye tres posibles emplazamientos para la planta de combustión: en la zona de Aritzeta (en la conexión de la A-8, la N-I y el futuro segundo cinturón), en la parte alta de Zubieta y en el vertedero de San Marcos. Merino rechazó esta última opción puesto que Rentería lleva 30 años soportando los "malos olores" que produce el basurero. El regidor recordó que este municipio ya ha cumplido su "cuota de solidaridad" y exigió que se proceda a cerrar el vertedero antes de finalizar este año.



El PNV también ha pedido que se excluya el vertedero entre las posibles ubicaciones. Su portavoz local, Román Sudupe, anunció ayer que una de las siete enmiendas que su grupo ha presentado al Plan General pide eliminar la ubicación de San Marcos.



La polémica sobre la incineradora ha vuelto a agitarse tras las manifestaciones del portavoz de la Diputación, Koldo Azkoitia, quien exigió el miércoles el cierre de San Marcos durante este mismo año y criticó a quienes defienden alargar hasta 2009 la vida del vertedero. Citó como instigador de esta medida al alcalde donostiarra, Odón Elorza, quien ayer le contestó acusando a la institución foral de "inoperancia" en la gestión de las basuras.



Elorza calificó de "inadmisible la irresponsabilidad del diputado general", Joxe Joan González de Txabarri, al acusarle de retrasar el proyecto de incineradora. "Txabarri y el PNV pretenden escapar de su responsabilidad en lugar de asumir que no han hecho nada en los últimos meses", añadió. El secretario general del PSE guipuzcoano, Miguel Buen, en la misma línea, acusó a la Diputación de "actuar con mala fe" al utilizar las protestas de los vecinos de Rentería para "confundir a la sociedad", y recordó que Txabarri "tiene la obligación de impulsar y consensuar una solución al problema de las basuras".



El portavoz de EB en las Juntas, Patxi Coira, opinó que la Diputación intenta "trasladar a otros" su "fracaso" en la política de gestión de residuos por pedir la clausura del vertedero. Defendió que existen otras opciones reales, como las plantas de biometanización y compostaje.

Las trampas económicas de la incineración contra un enfoque de Basura Cero en el Sur

La cantidad de materiales descartados que se desechan en los países en vías de industrialización 1 ha alcanzado proporciones críticas en los años recientes. Parte de la culpa la tienen el aumento de la población 2, la migración desde zonas rurales a urbanas, el incremento de la globalización de los patrones de consumo de Occidente, y la proliferación de productos y envases descartables de un solo uso. Los rellenos sanitarios, que por lo general no son más que basureros a cielo abierto, se están llenando y la gente está instalándose cerca de los límites de la ciudad, restringiendo la capacidad de desarrollar nuevos rellenos sanitarios. En un esfuerzo por encontrar nuevas soluciones a los crecientes dolores de cabeza que presenta la disposición, muchas naciones están volcándose hacia el sector privado formal, adoptando enfoques manejados por tecnologías, y virando hacia la vieja técnica de la incineración de residuos. Sin embargo, los incineradores –sin importar dónde sean construidos- presentan muchos riesgos. Los incineradores de residuos:

Leer el documento completo en el sitio web de GAIA: Informe completo

jueves, febrero 09, 2006

Presentación del Conceyu contra la incineración

Noticia en La Nueva España (9 de Febrero de 2006)

El Gobierno regional está dispuesto a abrir «un período amplio de reflexión» sobre la construcción de una planta incineradora de basuras en Serín (Gijón), según confirmaron ayer fuentes socialistas. Con esta decisión, el Ejecutivo, el PSOE e IU intentan evitar un nuevo motivo de enfrentamiento entre las dos fuerzas coaligadas del Gobierno del Principado.

Izquierda Unida ha manifestado en varias ocasiones su rechazo a la incineradora. Uno de quienes más se ha destacado en su oposición es Jesús Montes Estrada, coordinador de Gijón, municipio en el cual también gobiernan en coalición PSOE e IU. Hoy, precisamente, se constituirá el «Conceyu contra la incineradora de Cogersa». En esta plataforma estarán, junto con IU, la Unión de Consumidores de Asturias, la Coordinadora Ecologista, Ecologistas en Acción-Los Verdes, Andecha Astur y otras organizaciones políticas y vecinales.

Las discrepancias entre el PSOE e IU fueron abordadas el martes, durante una larga reunión. Entre otros, en las conversaciones participaron Noemí Martín, portavoz parlamentaria de IU en la Junta General; Jesús Sánchez, también representante de IU; Francisco González Buendía, consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, y Antonio Suárez Marcos, director general de Calidad Ambiental.

«Procuraremos que esta cuestión no provoque más crispación de la necesaria», manifestaron fuentes del PSOE. En la misma línea se pronunció un cargo de Izquierda Unida: «Es deseable tratar este asunto sin prisas innecesarias que compliquen la situación. Hay margen suficiente para ello».

Como resulta de sus negociaciones, ambas fuerzas decidieron «suscitar un debate extenso, con amplia participación social», en el cual se expongan todos los pros y contras al proyecto de incineradora. Las conversaciones continuaron ayer por la tarde con una reunión entre responsables de los grupos parlamentarios del PSOE e IU. La base para la negociación fue una propuesta de la coalición en la que se plantea una moratoria para el proyecto y sobre la que, a última hora, se veía posible llegar a un acuerdo entre los grupos.

Pero detrás de las cuestiones técnicas del proyecto de la incineradora late, sobremanera, un problema político. Un enfrentamiento abierto y prolongado entre los socios de gobierno sobre el proyecto de Cogersa en un año preelectoral no es una opción agradable para el Ejecutivo regional. Y menos cuando afecta de lleno a Gijón y a otros concejos de la circunscripción central, claves para los comicios.
Plazos
González Buendía anunció recientemente que el proyecto, presupuestado en 220 millones de euros, se licitará en julio para que las obras de la incineradora estén terminadas en 2010.Buendía encabezó hace semanas la delegación asturiana que visitó dos incineradoras en París y en Viena. Con él viajaron Suárez Marcos y el gerente de Cogersa, Santiago Fernández. En la expedición también había un nutrido grupo de vecinos y concejales. El objetivo era convencer a los vecinos de la inocuidad de las incineradoras, al demostrar que existen en medio de las ciudades. No obstante, el Consejero dejó claro en el viaje que la decisión «ya estaba tomada» y que la visita a las instalaciones de París y Viena tenía como objetivo despejar las dudas de los afectados.

Fue a partir del momento en el que Buendía habló por primera vez de plazos cuando en IU se encendieron todas las alarmas. El diálogo para evitar la escenificación de un nuevo enfrentamiento se ha intensificado en los últimos días, tras conocerse la intención del Grupo Popular de llevar la cuestión a la Junta.

El Pleno que se inicia hoy en el Parlamento autonómico incluye una interpelación del PP al Consejo de Gobierno sobre la incineradora. PSOE e IU son conscientes de que podrán salir del paso en esta ocasión, en la que no se verán obligados más que a exponer sus respectivas posiciones sobre el proyecto. Ahora bien, si, como es previsible, los populares presentan una moción subsiguiente sobre el mismo asunto, la cosa cambia, porque habrá que votar. Así las cosas, socialistas y coalición tratarán de llegar en los próximos días a un acuerdo que les permita mantener una posición común en el Pleno de la próxima semana.

viernes, febrero 03, 2006

El PP considera un «error y una frivolidad»la incineradora de Cogersa

Noticia en La Nueva España (3/2/2006)

El diputado regional del PP Ramón García Cañal aseguró ayer que es una «frivolidad y un error político» que una de las grandes inversiones que se van a acometer en el Principado, como es la construcción de un gran horno incinerador de residuos en las instalaciones de Cogersa, «se tome de forma precipitada, sin dar tiempo a la reflexión ni a la búsqueda del consenso».

García Cañal criticó también que el consejero de Medio Ambiente, Francisco González Buendía, hubiese anunciado la semana pasada que la decisión está tomada, sin que se haya abierto un debate con la sociedad o buscado el consenso con los grupos políticos. De hecho, Cañal anunció que el PP ha presentado una interpelación al consejero de Medio Ambiente para que la próxima semana informe sobre esta inversión y tratar de buscar el consenso de las fuerzas políticas».

En su opinión, debería haberse abierto un debate sobre el tamaño de la incineradora, el nivel de emisiones contaminantes, costes económicos de la construcción y el mantenimiento o la repercusión que tendrá su puesta en marcha entre los ciudadanos, que, según estimaciones del diputado popular, podrían pagar hasta cinco veces más que en la actualidad por la retirada de las basuras. «¿Por qué hay tanta prisa y no hay debate?», se preguntó el parlamentario popular, antes de precisar que quizá se deba a que «tiene un problema con su socio de gobierno (IU) y lo quiere meter con calzador».

Cañal criticó también que en el plan de residuos del Principado, aprobado en 2001 y con validez hasta el año 2010, no se contemple en ningún caso la construcción de una incineradora como solución válida al problema del agotamiento del actual vertedero de Serín, previsto para 2015. Asimismo, señaló que tampoco hay prevista solución para el problema de los lodos de las depuradoras de aguas, que suponen más de 50.000 toneladas de residuos anuales.

El jefe de servicio de la UVI del Central dice que los filtros de la incineradora «no garantizan la salud pública»

Noticia de El Comercio (3/2/2006)

Carlos Ponte asegura que «se puede discutir sobre la intensidad del daño», pero «es indudable que existe» El PP exige que la conveniencia de la futura planta se debata en la Junta

Carlos Ponte dice hablar de dos hechos probados: en primer lugar, que «la incineración de desechos produce contaminación ambiental y emite sustancias dañinas para la salud». En segundo lugar, que «los controles de filtrado no garantizan la salud pública», porque no evitan al 100% las emisiones. Por eso, el jefe de servicio de la UVI del Hospital Central mantiene que «se puede discutir sobre la intensidad del daño sobre la salud, pero no de que exista ese daño; eso está probado».

El médico se muestra así de crítico con la incineradora que Cogersa prevé tener funcionando en el año 2010. Según explicó Ponte ayer, junto al presidente de la Unión de Comerciantes (UCE) Dacio Alonso, la emisión de dioxinas por parte de ese tipo de plantas tiene efectos que van «desde el cáncer hasta daños en el sistema inmunológico y problemas reproductivos». De hecho, asegura que «el 40% de las emisiones de dioxinas que hay en la Unión Europea proceden de la incineración de basuras». Y no es todo, ya que junto a las dioxinas se producen emisiones de «metales pesados, hidrocarburos halogenados, etc.».

El apocalíptico panorama contrasta con la visión que tiene Cogersa y el Principado. Ambos ponen como ejemplo las plantas incineradoras de París y Viena, ubicadas en pleno centro de la ciudad, rodeadas de viviendas, y donde las emisiones están monitorizadas de manera constante. De hecho, paneles ubicados en las calles próximas advierten de los niveles de contaminación en tiempo real. ¿Será todo esto falso? Carlos Ponte asegura que «los sistemas de monitorización y control de las emisiones son defectuosos, según ha constatado la Organización Mundial de la Salud». ¿Y qué hay de esos técnicos que aseguran la inocuidad de esas emisiones? «Las valoraciones técnicas tienen una carga política e ideológica, y las informaciones son sesgadas».

Sin debate

Por su parte, el presidente de la UCE llamó la atención sobre la falta de participación a la hora de tomar la decisión de construir una incineradora. «En este debate el protagonista debe ser el ciudadano» tanto por las implicaciones en la salud pública como por las consecuencias económicas, al suponer el nuevo modelo el encarecimiento de las tasas que los asturianos pagarán por su basura. «Decir que la incineradora es inocua es faltar a la verdad», aseguró Alonso. Aunque también dijo que ni él ni Carlos Ponte pretendían «crear alarma social».

El PP también cuestionó ayer la construcción de la incineradora. Según anunció el diputado Diego Comins, los populares pedirán que el proyecto «se presente en la Junta General y se debata», tanto las cuestiones referentes a contaminación como a la inversión que conllevará, de 200 millones de euros. A juicio del PP, la decisión de llevar a cabo el proyecto está «muy poco meditada; no se dan datos sobre contaminación ni sobre financiación; se multiplicará por cinco la tasa de basuras y se hipotecará a gobiernos futuros». Y todo eso «sin ningún tipo de debate». Además, recordó que en el Plan Básico de Gestión de Residuos 2001-2010 «no aparece esta incineradora».

jueves, febrero 02, 2006

Residuos Tóxicos Generados por la Incineradora de Viena

LA INCINERADORA DE VIENA, OBJETO DE LA VISITA ORGANIZADA POR EL GOBIERNO DE ASTURIAS, GENERA MILES DE TONELADAS DE RESIDUOS TÓXICOS


El Gobierno de Asturias ha organizado un viaje guiado con visitas a incineradoras de Austria y Francia, entre ellas la de Spittelau en Viena (Austria), para convencer a vecinos y periodistas de las bondades de la incineración. Es lo que se conoce como "turismo incinerador" pagado con fondos públicos. La organización ecologista Greenpeace, que conoce bien la incineradora de Spittelau, denuncia que los problemas ambientales de esta tecnología van más allá de lo que se puede percibir visualmente: ni en Viena ni en París las incineradoras son tan limpias como pueden parecerlo a través de una visita.

En concreto la incineradora de Viena genera grandes cantidades de dioxinas, que acaban acumuladas en las cenizas y escorias del polvo de filtrado. La generación de dioxinas de la incineradora de Spittelau por cada tonelada de residuo quemado equivale a la TDI (dosis tolerable) para 214.000 personas adultas.

Por otro lado las dioxinas que no se emiten al aire se acumulan en las cenizas y escorias, y en las aguas residuales de los filtros. En Viena, las cenizas y escorias se mezclan con cemento, y la generación total de este tipo de residuos ? que deben ser tratados como tóxicos ? es de 167.000 toneladas. La Consejería de Medio Ambiente pretende que estos materiales puedan utilizarse en la construcción, sin embargo es en ellos dónde se acumula la mayor parte de la contaminación tóxica y sería irresponsable su expansión sin control por el medio ambiente asturiano.

Por tanto en Spittelau para la incineración de 260.000 toneladas año de basuras se producen 167.000 toneladas de residuos, lo cual supone en peso un 65% de lo que ha entrado en el horno.

En lo referido a Francia, el pasado 15 de enero, los ciudadanos de Marsella rechazaron de manera abrumadora en referéndum la instalación de la más grande incineradora que se proyectaba en ese país.

"La incineración es objeto de una amplia oposición por sus impactos ambientales. Se trata de una tecnología insostenible, aunque estamos seguros que en el viaje a París y Viena organizado por la Consejería de Medio Ambiente no se ha mencionado la oposición a estas plantas que existe en esos países", ha declarado el director de Greenpeace, Juan López de Uralde.

FIN DEL COMUNICADO

El PSOE contra la incineración de residuos, menos en Asturies


El gobierno socialista asturiano planea construir la segunda incineradora de Asturias en terrenos de COGERSA (Consorcio de Gestión de Residuos de Asturias), situado en el centro del triángulo formado por las ciudades de Oviedo (212.174 habitantes), Gijón (276.211 habitantes) y Avilés (80.000 habitantes). La capacidad prevista de la incineradora será de 450.000 toneladas de residuos sólidos urbanos; aunque, al igual que ha pasado con la actual incineradora, que inicialmente se proyectó sólo para residuos sanitarios, es posible que la que se propone actualmente termine incinerando otros tipos de residuos. Además el proyecto de incineradora supondrá multiplicar por 4 ó 5 (datos de la propia COGERSA) la tasa que actualmente pagan los ciudadanos por la recogida de basuras.

COGERSA organiza en estos días un viaje a las incineradoras de París y Viena, al que ha invitado a vecinos, concejales, alcaldes, y periodistas, excluyendo a las organizaciones ecologistas y cualquier otro tipo de voz crítica a un proyecto, que según Francisco González Buendía (Consejero de Medio Ambiente y Presidente de COGERSA) es una decisión cerrada.

Las organizaciones ecologistas no sólo nos oponemos al plan de incineración; sino que criticamos que no se hayan estudiado alternativas, como las que se aplican en la actualidad en Navarra y Cataluña y se esté negando el debate público e institucional. Por ejemplo el gobierno no quiere tratar el tema en el Parlamento Asturiano.

La falta de debate llega hasta el propio seno del PSOE donde sus bases e incluso concejales desconocen que la postura del gobierno socialista asturiano no es la oficial del PSOE y ni si quiera la mayoritaria dentro del conjunto del socialismo del Estado Español.

Los siguientes extractos están sacados de los medios de comunicación y de la propia web oficial del PSOE y son una muestra de la oposición del PSOE a la incineración, menos en Asturias:
  • En el País Vasco: El PSOE con Odon Elorza (Alcalde de Donostia-San Sebastián) al frente llevan una dura campaña contra el proyecto de una incineradora para las basuras de Guipúzcoa. Defienden la necesidad de informar y abrir un debate social frente a la estrategia de “confundir a la opinión pública”. Defienden la creación de plantas de reciclaje y la “biometanización y compostaje de la materia orgánica”.
  • En el País Valenciano: El PSPV inició este otoño una campaña institucional contra la incineradora de la Vall d´Alba al considerar que “tendrá efectos nocivos sobre la población y el medio ambiente”. El portavoz de Medio Ambiente del PSPV en las Cortes Valencianas, Adolf Sanmartín, mostró públicamente la postura de su partido contraria a la incineración de las basuras domésticas. El PSPV considera válidos las propuestas de los grupos ecologistas y se apoyan en los estudios realizados por Greenpeace o la Organización Mundial de la Salud (OMS). Estudios y posturas que en Asturias el Sr. Buendía (Consejero de Medio Ambiente del Principado de Asturias) ridiculiza públicamente.
  • En Cataluña: El gobierno del PSOE + Izquierdas, han creado en Montcada i Reixac la planta Ecoparc 2, que tratará de forma integral unas 240.000 toneladas de residuos de nueve municipios del área metropolitana. La inauguración de Ecoparc 2 tiene lugar después que, en septiembre de 2004, se clausurara la planta incineradora de Montcada i Reixac, que estuvo en funcionamiento durante 30 años y quemó una media de 45.000 toneladas de basura al año.
  • En Madrid: La Sra. Narbona siendo Secretaria Federal de Medio Ambiente y poco antes de ser nombrada Ministra afirmaba (17 mar 2003): “que si el PSOE gobierna en la C.M.; convertirán la incineradora en una verdadera planta de selección y reciclado de residuos, que harán una apuesta decidida por llevar la energía solar hasta los ámbitos domésticos”.
  • En Castilla y León: El PSOE hace unos días (24 de Enero de 2006): “El PSOE considera esencial que el nuevo Plan Regional de Residuos Industriales de Castilla y León incremente las partidas para prevención, reduzca la incineración al mínimo, facilite la salida de los desechos de las pequeñas y medianas empresas y defina la creación de nuevos centros de tratamiento de restos peligrosos, que puedan sustituir en el futuro a la planta ubicada en Santovenia (Valladolid).”